viernes, 17 de diciembre de 2010

La segunda estrella a la derecha y todo recto hasta el amanecer.


Conozco un lugar donde las casas se empiezan por el tejado y donde los perros son amigos de los gatos, donde equivocarse ya no se lleva y hacerlo todo bien está a la orden del día. Donde estoy siempre sola, conmigo misma y mis ideas. Donde no existe el negro ni el blanco, donde las nubes son azules, y no blancas. Donde el whisky se vende barato y 7 vidas son pocas vidas para un gato. Conozco un lugar donde los centímetros son más largos que los kilómetros, donde soñar y hacer realidad no cuesta dinero. Donde contar hasta diez supone más de una hora. Donde tarde o temprano es el mismo tiempo y donde, como en todos lados, hacer el amor es el mejor de los pecados.

Sólo tres segundos.


Dame solo tres segundos para volver a nacer.
Y volver a descubrirlo todo.
Aprender de los errores y olvidarlo al poco tiempo.
Dame solo tres segundos para empezar a sentir.

Llorar y reír, gritar y gemir.
Dame solo tres segundos y entonces volveré a sonreír al no añorar nada.
Y siempre será lo mismo.

Una burbuja cerrada, un pequeño mundo feliz.
Donde no existen los recuerdos.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Una lista, muchos finales.


Se abre una libreta, se coge una pluma y se empieza a escribir toda una lista. No una lista cualquiera, no, una lista sin final y sin principio, una lista sin sentido. ¿Qué apuntar? Muy fácil, mirando a mi alrededor me di cuenta, no podía ser que esas cosas que hacen mi día a día siguiesen pasando desapercibidas, debían de quedar guardadas y ordenadas, apuntadas a su debido tiempo en un sin fin de espacios sin... eso, sin principio y sin final.


1. Un suspiro. Dicen que una mirada vale más que mil palabras, pero un suspiro es el principio de algo malo, algo muy malo, que siempre siempre acaba mal, aunque miremos el lado positivo, un suspiro es como un sedante, a partir de él, sientes y padeces, pero no lo notas hasta que no se pasa su efecto.

2. Aquella canción. Borrada una y otra vez, pero siempre sigue ahí, permanece en el recuerdo. Olvídalo, nunca volverá a ser lo mismo, nunca podrá volver a ser como la primera vez que escuchaste esa canción que te marcó, ese sentimiento, ese "algo" nuevo que empezaba a crear reacciones indescriptibles en tu interior, sensaciones y pensamientos. Esa canción que a todos nos pone los pelos de punta... al final siempre nos acaba aburriendo.

3. El último beso. El cual nunca pensaste que fuese a ser el último y puede que por eso no le dieses importancia. Puede que analizándolo bien, su morfología, su sentido, solo sea un beso más. Pero todos sabemos, ese y solo ese, fue el último beso.

[...]


Y lo mejor de todo es romper la lista en dos, en tres y en cuatro. Mirar nuevas fotos, tener nuevos suspiros, volverlo a pasar realmente MAL. Pero para eso habrán primeros, segundos y medianos besos, besos intensos, suaves, besos con amor, besos censurados y besos que deberían ser para mayores de edad... Escuchar nuevas canciones, inventarse letras imposibles, imaginarse fantasías en blanco y negro... Y sonreír cada vez que miras esos ojos negros.

sábado, 27 de noviembre de 2010

Así de simple.

+: ¿Pero vamos a quedar?
-: No lo sé, he quedado con ella esta tarde.
+: Ah, ¿que también se viene?
-:No, me iré yo con ella por ahí a dar una vuelta.
+:¿Entonces, yo?
-:Llama a alguien y vete por ahí.
+:Hoy nadie quiere salir..
-:Pues no sé.
+:Pues nada, vete tú con ella mientras yo me voy sola a dar una vuelta, para no interrumpir, más que nada.
-:Tampoco es eso...
+:Y, ¿entonces?..
-:No lo sé.
+:Pues nada, me voy. Adiós.
-:...

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Este momento imperfecto.


Bésame. Aquí, ahora. Siente que la vida es solo tú y yo. Nadie más. Porque a la luz de este coche todo es diferente. Todo es frío. Todo es único. Nada cura, nada salva. Solo si estamos juntos podría ser diferente. Podría ser completo. Porque estoy aquí. Porque tú también estás. Gírate. Mírame. Siénteme. Bésame ahora, hazlo, ¡vamos! Que el mundo se derrumbe ahí fuera. Que ponga Dios lo que falte. Que no nos hace falta bonitas palabras. Ni el horizonte coloreado. Tu presencia sobra. Tus manos. Tus labios. Este momento imperfecto.

S.

Cerré los ojos, respiré hondo y sonreí. La música invadía tan rápidamente mis sentidos que todo dejó de tenerlo. Transportarme a un sitio como mínimo muy lejos. Tan lejos que el dolor no tiene cabida en mi. Abrir los ojos, ver que las cosas han cambiado tan velozmente que no me ha dado tiempo ni a cambiarme de ropa. Y yo con estos pelos. Diferente, diferencia, diferenciar. Porque vivir es solo el principio. Porque no se acaba en respirar. Y sentirme de nuevo tan vivaz como en antaño creí estar. Porque no te necesito. Ni a ti, ni a él ni al de más allá. Ni tú voz que antes me quitaba la existencia. Porque ya no tengo miedo.
Déjame que te cuente algo, todo lo que ves a tu alrededor es irreal. Lo sabes, lo sé. Pero por ello no deja de ser. No deja de estar. No deja de parecer. No dejes de sobrevivir de tu presente. De olvidar el pasado. Lo pasado, pasado está. De tirar la casa por la ventana que las facturas ya se pagarán. Sea como sea, fuere como fuese, deja de existir por otra persona. Porque la única que seguirá ahí cuando no quede nada serás tú.

Nunca quise dejar de mirarte.


Sentimientos perdidos en alguna parte entre el olvido y tu exasperante ausencia. Falta de sentido común. Señales. Cicatrices internas que supuran. Se abren paso entre la felicidad de pega. Mudanza de emociones. Todas guardadas en el cajón. Junto a las poesías que te escribí algún día. Dónde vive algo de mi todavía. Nunca quise dejar de mirarte. Porque taciturna la luz de la luna a reflejarse en tus ojos. Mirada perdida. Buscándome entre besos ajenos. Recuperando el único cariño que existe. El propio. Que te quieran mucho. Corriendo el riesgo de ser correspondida. Porque el sentir es lo mejor del mundo.

Porque tal vez todo esto sola sea un sueño.

Amor. Algo más que contar días en un calendario. Más que desgastar los te quiero. Regalándolos como si algo gratuito fuera. Esfuerzo y lágrimas cuestan cada uno de ellos para las personas que de verdad sienten y padecen. Porque podría pasarse la vida sin esperarme. Podría no volver nunca el tiempo perdido. Corazón con resquicios de luz al final del túnel. Esparadrapo efímero tus labios sobre los míos. Casi sin notar el calor que desprendes. Frío instalado en mi interior. Haciéndose hueco entre los cajones. Encerrándose. Porque tal vez todo esto solo sea un sueño. Solo algo tan pasajero como tu propia ausencia. Insípida como mi cigarro. Solo el recordar te mantiene vivo dentro de mi. Porque tan solo quisiera un minuto en que no te eche de menos.

Volver a sentir.


De nuevo, ese cosquilleo en el estómago. Esas ganas de estar sólo y esclusivamente con esa persona. De darle lo mejor de mi. De decirle lo que siento. Lo que deseo.


Te quiero.

lunes, 20 de septiembre de 2010

El valor de una sonrisa.


Es un camino lleno de etapas, paradas, reflexiones, momentos.

A tu alrededor te acompaña gente, que viene o que va, que se decide a andar contigo donde quiera que vayas.

Pero no van a estar siempre, porque la vida cambia y da muchas vueltas, muchísimas. Demasiadas quizá. Que se marchen no significa que nunca hayan estado, pero los caminos se separan, se cruzan e incluso se terminan. Y a pesar de todo encontramos un recuerdo, bueno, a ser posible.

Yo, me guardo todas las sonrisas que he compartido con todas las personas que se han cruzado en mi camino.

lunes, 13 de septiembre de 2010


No te pongas límites.
Simplemente abre tus alas y vuela...
Vuela conmigo.

Sería.


Sería, para mi, muy fácil imaginarme que el Sol envía sus rayos a la Tierra solo para que mis ojos brillen cuando la luz se refleja en ellos.
Sería muy fácil para mi imaginarme que la Luna es capaz de echar al sol del cielo solo para velarme en las noches.
Sería capaz de imaginar que las estrellas aparecen allá arriba únicamente para hacerme sonreír antes de irme a dormir.

Sería, para mi, muy fácil imaginarme que las flores tienen esos bellos colores solo para que al pasar yo las mire.
Sería muy fácil para mi imaginarme que los pájaros aprenden a cantar solo para que yo les escuche un día mientras camino.
Sería capaz de imaginar que el viento mueve, de aquí para allá, las nubes únicamente para hacerme sentir bien cuando mire hacia arriba.

Pero prefiero, en vez de tanto imaginar, que estas cosas me las digas tú.

Idas, venidas, vueltas.


Dicen que quien no arriesga, no gana. Por alguna extraña razón y sin yo saber porqué, algo en mi me impulsaba a retirar mis apuestas de la mesa, retrocediendo un saltito de vez en cuando. Mis pistas eran inconclusas y mi rastro, incalculable. Los primeros dias de Agosto me arrastraban en su interminable baile de fiesta, cruzando la estrecha línea que me separaba de las campanadas de la torre del reloj de aquella ciudad en la que, si soñaba, era con él. Entre anhelos y llamadas perdidas inesperadas de algunos a los que consideraba fuera de juego, me distraía con tal de no tener que responsabilizarme demasiado con nada. Las ganas de volver hacían ahora el trayecto opuesto al que solían llevar, y para no variar, esto lo dejaba todo del revés. El reloj avanzaba imparable, con el rumbo fijo hacia lo que una vez más acerté en llamar choque frontal. Esta vez triple.

Quiero.


Quiero tenerte todos los días de mi vida, cada segundo.Quiero poder besar tus labios bajo la calida luna.Quiero abrazarte en las noches más frias.Quiero respirar tu aroma por las mañanas.Quiero tocar tu pelo, acariciarlo y sentirlo más mio que tuyo.Quiero que la vida siga aunque nosotros nos paremos.Quiero dejar caer mis preocupaciones y ser feliz, feliz contigo.Quiero recuperar tanto tiempo perdido.Quiero saber por que estas tan lejos.Quiero gritar al mundo todo aquello que siento.Quiero que la lluvia no alcanze nuestros secretos.Quiero inventar nuevos mundos contigo.Quiero descubir los rincones más remotos.Quiero que vuelvas otra vez.Quiero que nunca dejes de quererme.Y quiero quererte un poco más cada dia y cada noche.Quiero un para siempre.Quiero vivir por ti, y morir por tus besos.Quiero dejar de decir quiero, pero querer es el verbo más bello del mundo, te quiero, te quiero más que a nada en el mundo.

domingo, 29 de agosto de 2010

Verano Perfecto.


Llega el calor, las vacaciones, salidas, playa, piscina, gente,viajes...
13 de Julio, cojo un Avión hacia Madrid, 4 horas en coche y estoy en Navarra. Familia, niños, gente nueva, fiesta, sí, mucha FIESTA. 8 días de fiesta, durmiendo sólo 2 horas por día y pasarte todo el día en la calle. Conocer gente. Chicas. Chicos. Salir por la noche. Bailar. Bailar, beber y disfrutar.
1 de Agosto, cojo un autobús hacia Madrid, 5 horas. Madrid Capital. 45 minutos. Chinchón. Más familia, primas, primos, amigos. ¿Algo más? Sí. Más fiesta. Noches enteras de botellón, más baile, conciertos. Gritos. Saltos. Risas y por qué no, también llantos. Pero eso sí, de ALEGRÍA.

Después de todo, siempre. Recuerda. Siempre. Hay un adiós. Pero en mi caso es un Hasta luego. Porque pienso volver.

Terminas las vacaciones y haces memoria para recordar todo lo vivido y por mucha fiesta y mucho que hayas bebido siempre hay algo que resalta por encima de todo. El amor. Sí, tuve la suerte de presenciarlo en los dos sitios. Está claro, no te da tiempo a enamorarte y conocer de verdad a esa persona, pero cuando estás con ella sientes que no puedes dejar pasar estar oportunidad a si que aprovechas el momento. Es lo mejor que puedes hacer.

Ser feliz.


Muchas veces vivimos condicionados por nuestro pasado, atados a él por finos hilos que si no se cortan terminan transformándose en robustas, sólidas y firmes cuerdas que resultan imposibles de desatar o incluso de cortar. Cada vez que uno de esos hilos se rompe, probablemente creemos que nos traicionamos a nosotros mismos, a la persona o al lugar con el que está relacionado ese pequeño pedazo del pasado, con ese recuerdo. El dolor es insoportable en esos instantes, notamos incluso como se desgarra, fibra a fibra, ese hilo imaginario; pero, el dolor no dura para siempre. Y es que no nos damos cuenta de que atados no podemos avanzar y si no avanzamos, no llegamos a ninguna parte.


Por eso, hoy, he decidido dar el último paso hacia mi libertad, volar con nuevas alas y dejar atrás todo aquello que me impedía hacerlo. No es una despedida, pero tómatelo como si lo fuera, porque hoy se desvanecen los barrotes de mi prisión y no pienso volver a ella. CARPE DIEM.

Quiero contagiarme de tus ansias de vivir.


Esta tarde he vuelto a nuestro rincón, aquel en el que tú me leías poesía, me enseñabas a vivir. Tracé con un dedo en el aire tu figura y me senté junto a su recuerdo para que me contara que fue de ti y de tu sonrisa. El viento juega con mi pelo y me susurra nuestra canción, tal y como tu solías hacer. Todo parece estar en su lugar, cada hoja en su rama, cada rayo de sol en su ventana, cada estrella en tu mirada. ¿Qué fue lo que cambio?¿Por qué tus ojos evitan los míos cuando trato de atraparlos?¿Por qué tu voz tiembla cuando de amor hablas?¿Por qué ibas a pensar que ya no te quiero?...

Quizás, inocente, ciega, sorda; estúpida... no supe entender lo que a gritos me decías.

Y hoy estrechando lo que queda de ti entre mis brazos, pido que vuelvas a leerme aquellas poesías en las tardes infinitas del verano, solo quiero volver a verte y contagiarme de esas ansias tuyas de vivir. Ser lo que un día fuimos y lo que podremos ser... Pero solo será posible si tú vuelves junto a mi.

Sweet Surrender.


Las lágrimas me anegan los ojos hasta desbordarlos, me arden por cada gota que derraman. Cada lágrima es una discusión, una burla, un insulto, un te odio. Y ahí estás tú, intentando perturbar mi calma una vez más, avanzando lentamente hacia mi, como si fueras un cazador tratando de acercarse a un animal salvaje; con tacto y precisión.
Ni siquiera sé por qué dejo que te acerques, quizá estoy cansada de huir. Soy incapaz de mirarte por miedo a enredarme en tus ojos y recorrer en ellos laberintos de recuerdos a tu lado. No, no voy a caer tan fácilmente.
De pronto, impulsado por una pequeña descarga eléctrica cargada de remordimiento, me abrazas. Me abrazas como si fuera la última vez y me susurras al oído un perdón tan sincero y transparente, que pude atrapar en él la esencia de un te quiero.
Desde ese momento en el que tu aliento rozó mi piel, supe que tenía que perdonarte y me rendí a tus brazos y a todas esas jugosas promesas de un futuro mejor.
En mi opinión, fue una dulce manera de rendirse.

viernes, 16 de julio de 2010

Piensa en ti como en algo precioso


Vive cada día, aprovecha el pasado para bien y deja que el futuro llegue a su tiempo.
No sufras por lo que viene, recuerda que "cada día tiene su propio afán".
Busca a alguien con quien compartir tus luchas hacia la libertad; una persona que te entienda, te apoye y te acompañe en ella.
Si tu felicidad y tu vida dependen de otra persona, despréndete de ella y ámala, sin pedirle nada a cambio.
Aprende a mirarte con amor y respeto, piensa en ti como en algo precioso.


jueves, 15 de julio de 2010

Amor real.


Siempre creí que la razón quedaba estrecha en los límites, que podía sobrepasar el amor...no cualquier tipo de amor, ni un prejuicio que vagabundea por la mente de las personas en busca de lujuría y jugueteando con el deseo, no... el más puro sentimiento, que llena espacios de tu cuerpo que antes desconocías, la destrucción completa del inútil orgullo, la capacidad de entregar todo tu servicio, tu ayuda, de complementarte con otro ser, mejorar defectos y compartir virtudes.
Nada te hace realmente más libre, que una emoción capaz de capacitarte para todo tipo de luchas ...

miércoles, 7 de julio de 2010

¿Qué?

¿Qué pasa si te digo TE QUIERO?

domingo, 4 de julio de 2010

FUERA !


Sí, fuera, fuera de mi.
Totalmente, todo será mejor.
MI MEJOR AMIGO.
Le quiero como eso.
sí sí, eso!
TE QUIERO SONRISAS! :D

miércoles, 30 de junio de 2010

¿Se habrá ido?

Ya puedo pasarme la mayor parte del tiempo pensando en cualquier cosa que no sea él.
Puedo estar bien, aun sabiendo lo que hay.
Pero ya lo entendí, comprendí que no me pertenecía y no es justo que me enfade, me ponga mal y actúe de mala forma por eso, claro que no.
Pero me hago una pregunta, ¿Se habrá ido de mi? No lo tengo muy claro, pero se está marchando.
Es lo mejor que puede hacer y lo que yo misma prefiero.
Quiero que sea todo como antes.

Todo él.


Sus ojos, su boca, su cara, sus manos.. son la causa de mi sufrimiento.
Esos ojos de mirada penetrante, significativa, ojos que expresan ternura, amor, cariño..
Su boca, esos labios, que tanto deseo besar, su sonría, PERFECTA SONRISA que hace que mi mundo cambie por completo, me enamora.
Esa cara, preciosa cara, la mires por donde la mires, es la mejor cara del mundo, la más bonita.
Todo él, me tienen perdidamente enamorada.
TE AMO.

Pocos días.

Sí, faltan pocos días, pocos días para marcharme, tener una vida nueva.
¿Me vendrá bien? Puede que sí, seguramente sí.
Pero, ¿que voy a hacer sin él? Tendré que acostumbrarme, aunque sé que es imposible.
Me paso los días pensando en él y ya no le veo, me siento vacía.
LE NECESITO.

Volver a sentir.




Otro día más y aquí estoy.
Por mucho que quiera cambiar las cosas, NO puedo.
Todo esto está empeorando.
Quiero verle como mi mejor amigo, cosa que es imposible porque me he enamorado de él.
Sí, me he dado cuenta, LE AMO.
Es tan especial que me hace sentir cosas inimaginables.
Repito, su sonrisa, me mata. Muero por ella.
Pero no me queda nada más que seguir llorando en una esquina de mi habitación, porque sé lo que hay.
Para él soy una simple amiga más.

martes, 29 de junio de 2010

¿Ahora qué?


Ahora, todo seguirá como antes.
Seguirá siendo mi mejor amigo, ese en el que puedo confiar siempre y el que me cuentas sus líos de amor con otras chicas.
Sí, ya lo sé, típica pregunta.. ¿No te molesta que te hable de ellas?
Y claro que , pero lo único que quiero es que él sea feliz, y si para eso tiene que estar con otras chicas, se lo aconsejo. Él sabe que siempre le daré mi opinión para lo mejor que le convenga.

¿Qué pasa? ¿No puedo dejar que sea feliz? Pues claro que , es lo único que quiero, si él no es feliz, ¿Qué hago yo? Sin esa sonrisa no podría vivir.
A si que sólo me queda decir, TE QUIERO MUCHO MEJOR AMIGO.
Sí, mi mejor amigo, lo es hoy y lo será siempre.

Augustana - Boston (slow version feat. Daria Werbowy)

Odio, odio y mucho más odio.

Volvemos a empezar.. soy un ser sin vida.. un ser extraño.. que solo tiene corazón... con el que le permite amar y ser minimamente feliz tan solo amando.. pero necesita algo más.. necesita un apoyo moral, un apoyo familiar.. necesita unos padres, una familia, una vida en general.. necesito poder hacer mis cosas tranquila, hacer cosas como la gente normal.. salir con los amigos, ser feliz, ser amable, ir de compras, ir al cine..ect...

No puedo hacer nada de eso.. quizás os preguntareis a que viene esto... yo tengo una sencilla y simple respuesta... pero es algo profundo que guardaré siempre dentro de mi.. aqui expreso lo que siento en el momento.. pero nunca lo que realmente me pasa.

Solo encuentro un consuelo, y es estár al lado de alguien al que quiero realmente y me quiere...
Si eso me falta.. no tengo nada.. soy inerte...

Dolor

Aveces las heridas más profundas son las que hacen que cometas errores que nunca podras excusar y es luego cuando por fín te arrepientes y ya no hay vuelta atrás.. porque esas gotas internas de tu cuerpo emanan por tus ojos haciendo el recorrido del dolor hasta la madre tierra, que al chocar se rompen dejando su lamento en el silencio.

Un regalo sin poseción


Porque eres mi regalo, pero un regalo de esos que tienes y sabes que no puedes quedarte porque no te pertenece.
eres el regalo más GRANDE.
Quiero que me regales esa sonrisa para toda la vida.
Que ese regalo sea mío para SIEMPRE.
Pero no, no me pertenece y nunca me pertenecerá.. No lo podré tener conmigo.
NUNCA.

lunes, 28 de junio de 2010

Esa sensación

De nuevo, las ganas de largarme de esta puta Isla en la que todo el mundo se conoce.
Que piensas que puedes confiar en la gente y mira, en tu propia fiesta TE ROBAN!
Qué poca vergüenza.
Pero eso no es lo peor.
Lo peor es que tus padres no confíen en ti, al decirles que no te vas a juntar NUNCA más con ellos, y que una tarde cualquiera, que lo estás pasando demasiado bien con tus amigas te digan:
-"A las 7 te voy a buscar".
Todo lo bueno, se convirtió en mierda.
Te pasas el día esperando ver a la persona más deseada y justo cuando llega, te tienes que ir.
Llegas a tu casa y te suena el móvil y encima tiene la cara de preguntarte con mala voz:
-" ¿Con quién coño estabas hablando?".

A partir de ahora las cosas van a cambiar, me largaré de aquí, no estaré más con mi padre, no discutiremos todos los días.


TODO SERÁ MEJOR.

domingo, 27 de junio de 2010

Recuerda.

Si me olvidas te recuerdo. Y si te recuerdo mi corazón se desequilibra. Y mis ojos que ya no lloran, que descubrieron con el paso de las estaciones la verdad de tu ausencia. Cuerpo inerte, manos que piden a gritos un cuerpo que tocar. Ellas no olvidan. Y yo tampoco. Un susurro de tu silencio, un corazón roto en mi recuerdo. La esperanza del olvido se vuelve cobarde. Y huye. Y sólo queda el olvido; tu olvido. Y mi recuerdo; tu recuerdo.
Cuando parece que las cosas van a empezar a estar mejor, algo falla.
Sí, las ganas de demostrarle cuánto le amas.
¿Qué pasa?¿Por qué no lo haces?
Venga HAZLO.

Todo Cambia.

Siento que cada paso que doy en la vida es insignificante, cada te quiero.. no tiene valor.. cada beso.. se desvanece en el aire.. TODO CAMBIA.

Sí, una nueva persona entró en mi vida.

Sentía que era.. la única que existía en el mundo.
Sólo él me hacia estar tan FELIZ.

Su SONRISA, esa sonrisa perfecta, esa que me enamora todas las mañanas.
Cada día me levanto con el pensamiento de que la veré a la entrada de instituto y así es, allí está, con sus amigos, TODOS LOS DÍAS.
Me mira y me sonríe, sólo eso me da motivos de continuar día a día aquí.

sábado, 8 de mayo de 2010

Él.

Todo empezó el 1 de Mayo del 2010.

Tras varios meses hablando por Internet al fin le conocí.
Al principio todo era muy extraño...
No se por qué pero yo no era capaz de mirarle a los ojos, a esos ojos verdes que hoy me tienen enamorada.
Él me hablaba de cualquier cosa para mantener una conversación: Música, su edad, su vida..
Caminamos hasta el famoso Parque de las Luces, allí, nos acostamos en el césped.
Por un instante me atreví a mirarle fijamente, pero él no me miraba..
Después de un rato mirándole conseguí que nuestras miradas se cruzaron y fue ahí cuando me di cuenta de todo lo que le quiero hoy.
Todo era diferente, su voz, su acento argentino, su forma de ser.. TODO.
Pasaba el tiempo y ahí estábamos los dos, solos, acostados en el césped.
Decidimos camirar, me daba igual a donde, sólo quería hacerlo con él.
Oíamos música y nos picó la curiosidad de buscar de dónde venía.
Llegamos hasta la Plaza de La Paz, allí nos sentamos en un banco.. intntábamos hablar pero la música no nos dejaba, estaba demasiado fuerte.
Se acercó y me habló al oido:
Él: Me lo estoy pasando muy bien contigo, me alegro de haber conocido a una persona como tú.
Yo: Yo también me lo estoy pasando bien. También me alegro :)

La música seguía y sus palabras es mis oídos también.

Me encantaba.

Terminó la música y nos volvimos al Parque de Luces, allí, de nuevo, en el césped.
Pero algo era diferente.. no era el sitio, ni el tiempo, ni los coches..
Sentía que todo estaba diferente pero no sabia por qué.
Le miré y me miró y lentamente acercó su cara a la mía y nos besamos.
Nuestro primero beso.
Fue lo más bonito que me ha pasado nunca..


Me miró y me sonrió, con esa sonrisa perfecta.
Le abracé y me abrazó.

Pasaba el tiempo y sabía que me tenía que ir, pero no sabía cuando le volvería a ver.
Nos despedimos, nos fuimos, él por un sitio y yo por otro..

Al llegar a mi casa me llegó un mensaje suyo:

Sms: Como ya te dije, me lo he pasado muy bien contigo hoy y me gustaría repetirlo, nos podemos ver esta tarde?

Claro que quería verle esta tarde, sin dudarlo.. y así fue.

Yo estaba en un cumpleaños y le fui a buscar al Centro Comercial.
Allí estaba él sentado esperándome.

Me vio y volvió a sonreír.

Caminamos juntos hasta el cumpleaños, entramos y todo el mundo le miraba raro.. era alguien nuevo.

Volvimos a salir al cabo de un rato y nos sentamos en las escaleras de la entrada.
Los dos, juntos.
Me cogió la mano y volvió a sonreír...
Y me besó.

Mucho tiempo hablando, escuchando música y mirándole a los ojos.

Terminó el cumpleaños y todos salieron, para ir al Parque de Luces.
Caminamos todos juntos hasta allí.
Había demasiada gente a si que nos fuimos a dar una vuelta los dos.
Entramos en el patio de la biblioteca y nos sentamos en unas escaleras que habían..
Ya era de noche y por suerte se podían ver las estrellas.
por un instante coincidimos en mirarlas..

Me pasó su brazo por los hombros y me abrazó, cariñosamente.
Me volvió a besar..
Esta vez por mucho más tiempo.

Sentía que la cosa iba a más que besos, al principio lo dejé pasar.. pero luego me di cuenta de que quería más y paré.
Le dije que aún era un temprano para hacerlo. No estaba preparada, al menos con él.

Me entendió y todo siguió como siempre, con mucho cariño.

Cada segundo que pasaba sentía que me gustaba más, y cada beso que me daba hacía que le fuera queriendo más y más.

Se hicieron las 10 y media y se tenía que marchar.
Esta vez si que no sabía cuando le volvería a ver.. tal vez al día siguiente o tal vez nunca más, tal vez se marchara a Bruselas de nuevo sin poder despedirme de él.
Por eso le di el mayor beso que nunca he dado a nadie, quería que nunca se olvidara de mi.

Se fue y ahora yo.. me quedé sola.

Volví al Parque de las Luces y allí estaban todos, como siempre.

Hablaba con la gente pero por supuesto no era lo mismo que hablar con él, le echaba de menos.

Eran ya las 12.. y me volví caminando a mi casa con Cris, hablando de diferentes cosas y una de ellas fue él, al nombrar su nombre se me revolvía la tripa, típica sensación de amor.

Llegué a mi casa, me conecté, y allí estaba otra de las personas que nunca podré olvidar.. mi ex.
Sí, él.

Fueron dos años de un largo amor, pero como de costumbre me hizo daño, mucho daño.

Me habló y le hablé, pero esta vez yo fui más dura que él y le comente que tenía un nuevo amor del que estaba muy enamorada.
Se puso mal, pero no tanto como me dejó el a mí.
Y se fue.

Ahora era yo la que podía cambiar las cosas.

Cuando menos lo esperaba me llego un mensaje de él, mi nuevo amor.

Sms: Te quiero mucho, gracias por ser como eres.

Yo también le quería y mucho.
Pero no pude dejar de pensar que dentro de 19 días se marcharía y posiblemente se olvidaría de mi, quien sabe.

Eran ya las 3 de la mañana y aún seguía despierta, pensando en él.
No podía dormir.

Las 4.. Las 5.. y al fin me dormí.

a la mañana siguiente me desperté pensando que todo lo que había pasado era sólo un simple sueño.. pero no, había pasado.


y ahora, sólo queda esperar para verle de nuevo.



Te quiero, nuevo amor.


Se ha producido un error en este gadget.