miércoles, 30 de junio de 2010

¿Se habrá ido?

Ya puedo pasarme la mayor parte del tiempo pensando en cualquier cosa que no sea él.
Puedo estar bien, aun sabiendo lo que hay.
Pero ya lo entendí, comprendí que no me pertenecía y no es justo que me enfade, me ponga mal y actúe de mala forma por eso, claro que no.
Pero me hago una pregunta, ¿Se habrá ido de mi? No lo tengo muy claro, pero se está marchando.
Es lo mejor que puede hacer y lo que yo misma prefiero.
Quiero que sea todo como antes.

Todo él.


Sus ojos, su boca, su cara, sus manos.. son la causa de mi sufrimiento.
Esos ojos de mirada penetrante, significativa, ojos que expresan ternura, amor, cariño..
Su boca, esos labios, que tanto deseo besar, su sonría, PERFECTA SONRISA que hace que mi mundo cambie por completo, me enamora.
Esa cara, preciosa cara, la mires por donde la mires, es la mejor cara del mundo, la más bonita.
Todo él, me tienen perdidamente enamorada.
TE AMO.

Pocos días.

Sí, faltan pocos días, pocos días para marcharme, tener una vida nueva.
¿Me vendrá bien? Puede que sí, seguramente sí.
Pero, ¿que voy a hacer sin él? Tendré que acostumbrarme, aunque sé que es imposible.
Me paso los días pensando en él y ya no le veo, me siento vacía.
LE NECESITO.

Volver a sentir.




Otro día más y aquí estoy.
Por mucho que quiera cambiar las cosas, NO puedo.
Todo esto está empeorando.
Quiero verle como mi mejor amigo, cosa que es imposible porque me he enamorado de él.
Sí, me he dado cuenta, LE AMO.
Es tan especial que me hace sentir cosas inimaginables.
Repito, su sonrisa, me mata. Muero por ella.
Pero no me queda nada más que seguir llorando en una esquina de mi habitación, porque sé lo que hay.
Para él soy una simple amiga más.

Se ha producido un error en este gadget.