domingo, 27 de junio de 2010

Recuerda.

Si me olvidas te recuerdo. Y si te recuerdo mi corazón se desequilibra. Y mis ojos que ya no lloran, que descubrieron con el paso de las estaciones la verdad de tu ausencia. Cuerpo inerte, manos que piden a gritos un cuerpo que tocar. Ellas no olvidan. Y yo tampoco. Un susurro de tu silencio, un corazón roto en mi recuerdo. La esperanza del olvido se vuelve cobarde. Y huye. Y sólo queda el olvido; tu olvido. Y mi recuerdo; tu recuerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.